Publica en mi blog la dinámica de Educación Emocional que has puesto en marcha en tu aula.

  1. En un máximo de 1000 palabras debes explicar la experiencia de modo que otro docente pueda también realizarla en la suya.
  2. Indícanos todos los datos necesarios: edad, curso, links , etc. 
  3. Si quieres publicar alguna foto puedes enviarla teniendo presente que debemos tener los permisos necesarios.
  4. Comienza con dos lineas donde te presentes.
  5. Como ejemplo puedes utilizar esta entrada. 

Envíamelo: info@educacionemocionalescuela.com


Durante este mes de julio debido a su interés y centralidad en la Educación Emocional saco en 4 entradas del blog un largo artículo publicado en la REVISTA EDU-K en mayo 2016.

Las condiciones necesarias y suficientes para una relación entre iguales.

En un famoso artículo del año 1958 (Rogers, ‘The necessary and sufficient conditions of therapeutic personality change’, 1957), Rogers establece las condiciones necesarias y suficientes para esa relación que trata como persona. Rogers cree que en la medida en estas condiciones están presentes, las personas y organizaciones comienzan a moverse hacia su desarrollo de forma natural.

De 6, indica 3 condiciones clave son: aceptación positiva incondicional, empatía y autenticidad.  Estas condiciones y prácticas se han verificado experimentalmente, no sólo en situaciones de asesoramiento, sino también en las relaciones familiares, la educación, las instituciones sociales y la política. Constituyen por tanto bases de la comunicación humana personal.

1.      Consideración positiva incondicional o valoración positiva de la persona y sus capacidades

Se trata de aceptar y valorar al individuo por su propio valor intrínseco como persona única. No se trata de sencillamente pasar por encima de los fallos, sino que es una relación profunda con la persona, independientemente de sus defectos.

2.      La empatía, o la capacidad de “caminar en los zapatos” de otra persona.

Es importante escuchar y percibir lo más posible lo que le sucede a la otra persona tal como lo está viviendo, de acuerdo con su experiencia particular. También puede es importante expresar esta comprensión, a la medida de nuestras posibilidades, a la otra persona.

En concreto, se trata de la humana capacidad de percibir la emoción o sentimiento que experimenta el otro, permaneciendo consciente de que se trata de un sentimiento de otro. También incluye la aceptación por parte del otro de que efectivamente está sintiendo esa emoción o sentimiento concreto. Si alguien no quiere aceptar, por ejemplo que está enfadado, la empatía no permite decir que si lo está. Hay que hacer hincapié en que el docente sólo puede trabajar con aquello que el alumno reconoce

3.      La autenticidad o “congruencia”

El profesor también camina con el alumno, no es un observador fuera del paisaje, está en él y por ello debe estar comprometido y caminar al lado del alumno, no sólo dar consejos. Debe ser honesto y genuino en cada momento con el alumno o alumnos con los trata.

Seguramente cada una de estas condiciones precisa de un desarrollo y lo puedes encontrar en otras entradas del blog.

 

Referencias

Buber, M. (1998). Yo y Tu. Madrid: Editorial Caparrós.

Gadotti, M. (1998). Historia de las Ideas Pedagógicas. Buenos Aires, Argentina: Siglo XXI Editores. pp. 186, 193 y 194.

Kant, I. (1999). Fundamentación de la metafísica de las costumbres. Barcelona: Ariel (Traducción José Mardomingo), 429.

Luis Guillermo Jaramillo Echeverri, J. C. (2010). Rostro y Alteridad: de la presencia plástica a la desnudez ética. Revista latinoamericana de las ciencias sociales de la niñez y la juventud, 8 (1), 175-188.

Rogers, C. (1957). ‘The necessary and sufficient conditions of therapeutic personality change’. Journal of Consulting Psychology, 21 (2), 95-103.

Rogers, C. (2011). EL PROCESO DE CONVERTIRSE EN PERSONA. ISBN: 9788449326318: Paidós Iberica.